Tiempo de lectura: 3 mins

Esapekka Lappi nos dejó una de las noticias más importantes del ACI Rallye de Monza. Una vez finalizada la prueba, en la entrevista post-tramo, el finlandés lo dejó muy claro: «Me temo que no continuaré en 2021«. Esas fueron las palabras del piloto de 29 años, en M-Sport.

Ahora bien, ¿es una decisión fija? No, la continuidad de Lappi en la máxima categoría parece improbable. «Probablemente, lo pasaré muy, muy bien en casa», respondió, preguntado por sus esperanzas de cara a la temporada 2021 y de su posible participación en el Rallye de Montecarlo de 2021.

Lappi llegó a Citroën el año pasado, como compañero de equipo de Sébastien Ogier. Se encontraba en un momento de forma realmente bueno tras sus dos años en Toyota, equipo con el que consiguió su primera victoria en el WRC, en Finlandia. 2020 ha sido su año en M-Sport, pero las circunstancias con la pandemia no han acompañado.

La escuadra de Malcom Wilson, director gerente, no cuenta con los mismos recursos económicos de Toyota y Hyundai, las dos marcas rivales. En lo que llevamos de año no han podido realizar casi ningún kilómetro de test. Eso sí, no han bajado la guardia, liderando varios rallyes y sumando podios como el de Suninen en México.

¿Qué pasará con M-Sport en 2021?

Ahora mismo, a día de hoy, ninguno de los competidores de 2020 está confirmado. Esapekka Lappi se encuentra más fuera que dentro, casi sin opciones. Por su parte, Temu Suninen, oficial desde 2017, tampoco tiene la continuidad asegurada, ya que no cuenta con contrato. Gus Greensmith, piloto de pago, tampoco ha confirmado un programa oficial.

Uno de los pilotos que más fuerza está cogiendo para subirse al Ford Fiesta WRC es Adrien Fourmaux. 2021 podría ser el año del salto. Es el pupilo de M-Sport y la Federación Francesa, apoyo clave para su continuidad. Este año, el francés ha demostrado su calidad en pruebas como el Rallye Islas Canarias, donde venció con el Fiesta Rally2. Además, el equipo ya le dio la oportunidad de subirse al Rally1 en el Rallye Legend de San Marino.

Andreas Mikkelsen, por su parte, también está buscando apoyos para subirse a un coche de la máxima categoría. En uno de sus blogs en Internet, el noruego afirmó que es su principal idea, teniendo a M-Sport en el punto de mira por los posibles asientos disponibles. Eso sí, las miras apuntan más para 2022.

En el caso de no contar con pilotos de garantías para el año que viene, y centrados en 2022, la campaña del gran cambio… ¿Podría tomarse M-Sport un año sabático con el objetivo de regresar con más fuerza? Es una opción que también está en el aire, pero es poco probable.

Toyota (Ogier, Evans, Rovanperä, Katsuta) y Hyundai (Neuville, Tänak, Sordo y Breen) sí parecen tener mucha más clara sus alineaciones para el año que viene, prácticamente sin cambios. Si todo va bien, Monte-Carlo abrirá el Campeonato el día 21 de enero. Todas las dudas estarán resultas para entonces, con confirmaciones oficiales por parte de las escuadras del WRC.

Alineación del Montecarlo 2019, con cuatro marcas presentes.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here