Tiempo de lectura: 3 mins

Se puede definir de muchas maneras, pero nosotros hemos encontrado dos: valentía y superación. Sergi Francoli y María Salvo se volvían a poner el mono de trabajo en el Rallye Princesa de Asturias. Una decisión complicada tras los duros acontecimientos en el Rallye de Vidreiro que todos conocemos.

La participación de María en el rallye estuvo en el aire hasta última hora, tal y como ella misma afirmó en redes sociales. Finalmente, dando un ejemplo a todos, y en homenaje a su hermana Laura, disputó la prueba junto a Francoli en el Peugeot 208 Rally4.

Ambos demostraron velocidad y valentía desde el primer tramo del rallye. Finalmente, con un scratch incluido, finalizaron quintos dentro de la Peugeot Rallye Cup Ibérca y terceros dentro de la Beca R2. Un gran resultado que las impulsa a la pelea en ambos campeonatos. Aunque el resultado es lo de menos en estos casos.

Tras los abandonos de Pedro Antunes y el noveno puesto de Óscar Palomo, Francoli y Salvo se encuentran en lo más alto de la tabla, tanto en la Ibérica como en la Beca R2. La Nucía y la Tierra de Madrid decidirán el desenlace. Os adjuntamos el comunicado de María Salvo antes de tomar la salida de la prueba asturiana:

Después de unos días de desconexión en redes, hago este post para contaros que finalmente hemos tomado la decisión de correr el rally Princesa de Asturias. No ha sido fácil, ya que todo está muy reciente y emocionalmente no me encuentro al 100%.

Después de comerme mucho la cabeza, buscando alguien que ocupase mi asiento en este rallye, Rodolfo del Barrio terminó convenciéndome de que yo era la persona que tenía que hacerlo. No sabéis cuanto agradezco sus palabras.
Creo que va a ser complicado, de hecho ya lo ha sido en reconocimientos y demás, pero creo aún así, que hemos tomado la decisión correcta.

En primer lugar, este rallye lo corremos por la importancia que tiene para nosotros de cara al campeonato. Si no tiene que ser este el año, no será… Pero lo habremos intentado. Por otro lado, creo que nos lo debemos a nosotros mismos, es una forma de demostrarnos que podemos con todo y que tenemos que tirar para adelante en la vida.

Y por último, pero «más» importante, ¡por tí, Laurita! Por la bronca que me habrías echado si te enteras de que hemos tirado la toalla. Quiero agradecer de corazón el apoyo que estamos recibiendo, tanto yo como mi familia por parte de todos. Y sobretodo pedir disculpas si no puedo atenderos, pero este rallye ya está siendo bastante difícil para nosotros y necesito pensar lo menos posible y estar concentrada.

Admiración para este pedazo de equipo.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here