Tiempo de lectura: < 1 min

Iñaki Alberdi es un piloto que, como la mayoría de los aficionados saben, ha conducido numerosas monturas, siempre de forma efectiva y espectacular. Desde coches de tracción trasera, como los Porsche, Escort MKII o el M3 E30, como total, como el Ford Escort WRC o el Toyota Celica GT-Four, entre otros. Entre los pocos tracción delantera que ha pilotado, destaca el Renault Maxi Megane.

Dicha unidad es la número 51 (con la número 43 disputó una cita en 2004). Fue pilotada por el finlandés Tapio Laukkanen en varias pruebas del Campeonato del Mundo. Desde 1999 hasta 2001 el coche fue mantenido por el equipo italiano Munaretto. Fue entonces, en 2002, cuando llegó a manos del azpeitarra. Disputó pocas carreras con él, pero cosechó grandes resultados.

Alberdi se hizo con el Campeonato Vasco de Rallyes de 2002 tras vencer con el Megane Irún y Azpeitia, la carrera de casa. En las dos temporadas posteriores, también logró ganar el Rallysprint de Azpeitia- Ikasberri, una cita marcada a fuego en su calendario. A partir de 2004, el coche fue a parar a manos de otro vasco, Josetxo Zapiain. Varias fueron sus victorias con esta unidad. La última, en el Rallysprint de San Miguel 2006.

Poco se supo del coche desde 2014, hasta que Iván Muñoz se hizo con él tres años después, a finales de 2017. Este no logró pilotarlo en ninguna carrera oficial puesto que finalmente fue Alberdi el piloto que lo adquirió, hasta el día de hoy. La bestia francesa sigue en el garaje esperando una oportunidad que podría llegar pronto. De momento, el piloto de Azpeitia sigue deleitando a los aficionados con su nuevo Porsche GT3.

1 Comentario

  1. Curioso. Esa estructura de seguridad no es la estructura de la variante VK de la ficha de homologación… ¿Le habrá metido la mano alguien y habrá modificado la estructura homologada por Renault?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here